punto guajiro

Punto Guajiro Cubano reconocido por UNESCO

@Foto El País

El miércoles 6 de diciembre UNESCO ingresó el punto guajiro cubano a la Lista Representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad. Originado en la tradición decimera proveniente del renacimiento español, el punto cubano es una expresión guajira hermanada con las payas o payadas y todas las formas de contrapunto en décima y coplas presente en América Latina, desde que los conquistadores se hicieron por las armas de estas tierras. El punto cubano y sus hermanos de sangre en la poética de improviso americana, ha sido el campo fértil donde se ha cultivado lo más excelso de las letras populares, dando curso a un manantial inagotable de finesa, talento y frescura que, sin duda, ha contribuido enormemente a vivificar la lengua y la música por la que este arte se expresa. A partir de hoy el punto cubano pasa a formar parte junto al baile chino chileno,  de la distinguida lista de expresiones que dan cuenta de la riqueza musical y poética que caracteriza a este continente.

El punto cubano se desarrolló en la Isla con la migración española y nació como expresión específica de la mezcla cultural ocurrida en tiempos coloniales. De ahí su particularidad y todas aquellas características específicas que, siendo la décima su base, lo diferencian de las otras tradiciones contrapuntistas del continente, porque si bien, la forma lírica es propiamente hispánica y compartida con el resto de América, lo demás es inventiva puramente cubana. Instalado en los campos, se ha caracterizado por acompañarse de instrumentos varios: contrabajo, clave, güiro y percusiones, hacen juego con los imprescindibles pasajes punteados donde destacan las cuerdas como el laúd, la guitarra y el tres. Su fuerza pujante, presente en la identidad popular, se hace sentir no solo en los campos, sino también en las composiciones de músicos de corrientes urbanas y modernas como Pablo milanés y otros compañeros de la Nueva Trova.

La presencia del punto cubano en la Lista Representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad, se debe principalmente al valor que los propios cubanos le han asignado a esta expresión. Ya a mediados del siglo XX el punto guajiro tuvo su época dorada, gracias a la determinante función que tuvo la radio. La televisión y la industria discográfica contribuirían con lo suyo.

Infaltable en todo guateque que se precie de inolvidable, es la controversia —correlativa de la paya en el cono sur—, que corresponde al momento más elevado de este arte repentista. Allí los cantores de punto demuestran su oficio y talento para sostener un duelo cantado que, en versos improvisados, exhiben lo más agudo de su ingenio, finura y picardía. Hoy es un día para recordar  también a dos de los grandes del punto guajiro: hoy Idelfonso Alfonso y Justo Vega estarán felices de este merecido logro, allá dónde se encuentren.